lunes, 29 de marzo de 2010

¿SERÁ QUE SOMOS LIBRES?

Por: Ismael E. Lovera Cruz y Doris L. Machaca Quispe

Todos perezcamos que solos libres desde 1825, ósea desde nuestra independencia, desde que somos una república independiente y soberana, sin embargo no es así, por que nos hemos vuelto más dependientes del occidente o algún otro país extranjero. Hasta en el deporte somos dependientes de otro país, porque pensamos que lo de afuera es mucho mejor que lo que tenemos en nuestro país, por ejemplo traemos jugadores de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, etc., habiendo jugadores en nuestro país, que cobran menos pero no los tomamos en cuenta por que según nuestro dirigentes piensan que lo de afuera es mejor. En cuanto a los entrenadores sucede de igual manera, teniendo preparadores físicos y entrenadores de la misma calidad que los de afuera y esto sucede en todas las disciplinas deportivas, por que subestimamos lo nuestro.

Como se trae jugadores y entrenadores de afuera, vienen con todo el personal necesario para implantar estrategias, métodos, planteamientos, formas de juego y de entrenamiento, de acuerdo al país al que pertenecen, pero aquí en nuestro país es otro contexto, así es que hasta que se adopte y estudie nuestro contexto, se pierde mucho tiempo. Nuestros deportistas en algunas disciplinas tampoco se adoptan fácilmente a los nuevos métodos traídos por un entrenador de afuera. Por esta razón Franz Tamayo dice: “Cuando pedimos el contingente extranjero, no pedimos profesores que vengan a enseñar el arte de enseñar, el cual tratándose de europeos u otras elites, pero seguramente no existe tratándose de bolivianos. Digamos de una vez; en el porvenir , el mejor maestro del boliviano tiene que ser el boliviano; hoy es el pero que puede darse, pues a priorizar podemos decir que no sabe enseñar; y en este sentido, cualquier extranjero, por ignorante del país que sea por dispares que sean sus métodos, siempre llegara a resultados más proficuos que todos muestran pedagogos aunque no sean mas que por su conocimiento de otras humanidades de otros métodos”.


En la parte educativa sucede de la misma manera, siempre pensamos que lo de a fuera es mejor, las estrategias, los métodos de enseñanza – aprendizaje. Así por ejemplo con respecto a la educación indígena rural, se experimenta con las escuelas ambulantes en Bolivia y no dio frutos o fracaso por muchas causas y razones como ser por la improvisación de maestros, la distancia que recorrían los educadores por la falta de materiales educativos, etc. Y además no se puede experimentar en nuestro contexto lo que no es de nuestro contexto.
Esta de las escuelas ambulantes dio resultado en Estados Unidos y otros países , nuestros gobernantes de entonces pensaron que podía dar buenos resultados en nuestro país, como en otros países. Podemos citar muchos ensayos mas que se lucho con nuestra educación, lo único rescatable fue la experiencia de la Escuela del Ayllu de Warisata.

Por eso pienso que no somos libres de verdad, porque todo traemos o importamos de afuera, o sino no los quitan como por ejemplo nuestro folclore, en esto tenemos: se quieren adueñar de nuestras danzas como ser la diablada, caporales, morenada, etc., de nuestra música, como hace años atrás quisieron quitar la autoría de la saya de los Kharkjas, modificándolo en lambada los brasileros, de nuestro charango, en otro ámbito nos quieren quitar la quinua, amaranto y otros, podemos citar muchos más. Es por esta razón que no somos libres porque hasta nuestras ideas son de afuera, nosotros simplemente somos producto, enlatados de los demás como lo expresa Iván Illich.
“Las fabricas, los medios de comunicación, los hospitales, los gobiernos y las escuelas producen bienes y servicios especialmente concebidos, enlatados de manera tal que contengan nuestros visión del mundo.”
“Las sociedades industrializadas pueden surtirá estos productos enlatados a la mayoría de los ciudadanos para su consumo personal, pero esto no prueba que esas sociedades sean sanas, o que promuevan un humanismo vital. Lo contrario es verdad. Cuanto más de ha entrenado al ciudadano para el consumo de estos paquetes de uso corriente, menos efectivo parece ser para modelar la totalidad de su medio ambiente. Así es como agota sus energías y sus finanzas en procurar continuamente nuevos artículos de primera necesidad, y el medio ambiente se convierte en un subproducto de sus hábitos de consumo”.
Volviendo al ámbito educativo no se hasta cuando será que vamos a estar con métodos y estrategias de los de afuera o sea de Europa o Estados Unidos, pero de los países extranjeros, que no da resultado en nuestro contexto. A nuestros gobernantes de turno no les intereza más que el momento y después se olvidan. Por eso Franz Tamayo cita que: “No se desconozca nunca la idea nuestra de toda nuestras especulaciones sobre esta materia. Esta idea es gobernar, esto, es pedir de nuestra parte o indicar a quien gobierna no la necesidad de hacerse diputado psicólogo o ministro pedagógico sino otra primordial si los hubo y que en la especia significa orientarla instrumentación pública hacia direcciones definitivas y con bases razonadazos y para lo cual no es necesario ala ciencia especial y personal de quien gobierna, sino el uso del poder en este sentido o el otro, en manos de quien lo ejercita.
Siempre seria que en esta materia de instrucción publica, lo consecutivo es enseñar o aprender; pero lo primordial y fundamental es gobernar, pues aceptamos que se enseña o se aprende según como se gobierna, en definitiva”. ¡Esto! Así esta nuestra educación después de mas de 500 años de colonización y después de 184 años de vida Republicana independiente seguimos como al principio o tal vez peor que el comienzo de esta Republica independiente que es simplemente un decir porque no somos libres de verdad como debería ser. ¿Hasta cuando pues?

Notas:
(1) Franz Tamayo “Creación de la Pedagogía Nacional “. Pág. 17
(2) Iván Illich. “Bolivia y la Revolución Cultural”. Pág. 27
(3) Ibid. Pág. 28