lunes, 12 de julio de 2010

LA FURIA ROJA CONMUEVE AL MUNDO

Los amantes del fútbol español y los que no lo son, se mordian hasta las uñas. Faltaban sólo minutos. Todo parecia que la loteria de los penales iba a decidir. Pero no. El gol llegó a los 116 minutos. Y todos se abrazaron, lloraron de emoción, se repintaron los rostros, empuñaron las banderas al cielo y los papeles picados bailaron de júvilo. Es que hoy más nunca, el fútbol cohesiona a todos los españoles, sin importar el status, costumbres, fracción o clase social. España es campeón por primera vez. Salud. Los reyes y la reina, de seguro también celebran esta hazaña. La sangre roja recorre aún por todo el mundo. Y hasta el "Bigotón" Asxargorta, parece que volverá para encumbrar otra vez a nuestra selección al próximo mundial. No tengo más palabras... simplemente felicidades...