jueves, 1 de julio de 2010

REPERCUSIONES DE LA DESTITUCION DE SONIA POLO, EX MINISTRA DE SALUD Y DEPORTES

Autor: Javier Cortez Alanoca (*)

A las pocas semanas de asumir sus funciones, la flamante Ministra de Salud y Deportes, Sonia Polo, miembro del partido en función de Gobierno, cometió un grave error al firmar una Resolución, ampliando el funcionamiento de dos casas de juegos (Lotex y Bingo Bahiti) por 20 años más.

La irregularidad se hizo pública y la Ministra argumentó que se aprovecharon de su buena fe y firmó, al recibir el visto bueno de sus asesores.

Semejante desliz, desencadenó una ola de protestas cargadas de indignación, el poder ejecutivo intervino y anuló la resolución, completamente perjudicial para el Estado.

Después de un mes de haberse iniciado el proceso por el delito de “daños graves al Estado”, finalmente la ex Ministra fue recluida en el Penal de Orientación Femenina de Obrajes, en La Paz.



La ex ministra fue removida de su cargo el 17 de mayo pasado, luego de que el Presidente Evo Morales instruyera una investigación.

La destitución y el proceso que le inició el Gobierno, está completamente justificada, en razón del incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las Leyes.

Sonia Polo también infringió en el delito de uso indebido de influencias, contrarias a los intereses del Estado, se dejó llevar por el torbellino de la corrupción y la ambición desmedida, no le queda otra que pagar por lo que hizo, el panorama es claro y contundente. En un intento estéril por asumir su defensa, trató de explicar lo inexplicable.

Con este nuevo caso, el Ministerio de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, sienta un nuevo precedente, haciendo cumplir estrictamente lo que manda el Estatuto Marcelo Quiroga Santa Cruz, una lucha inclaudicable contra la corrupción.

(*) Periodista independiente