jueves, 30 de diciembre de 2010

EL PUEBLO BOLIVIANO RECHAZA EL GASOLINAZO DE EVO MORALES

Por: RAUL CATARI YUJRA*
SECTORES SOCIALES REPUDIAN LAS POLITICAS DEL GOBIERNO DEL MAS
En plena fiesta navideña, el gobierno del MAS dio un golpe al bolsillo de la mayoría nacional mediante el Decreto Supremo 748, supuestamente de “nivelación” al precio de los carburantes. Con esta última política el actual Gobierno, se desenmascaró ideológicamente y de seguro restará su popularidad.
Los discursos de Evo Morales de ayer la noche y hoy 30 de diciembre no convencieron los intereses de la mayoría nacional, porque sólo favorece a cuatro sectores: fuerzas armadas, policía, salud y magisterio con el incremento del 20 por ciento, y consideran que el doble aguinaldo a los funcionarios públicos, sólo engordará más sus bolsillos, y los trabajadores independientes y los que viven al día como los albañiles, costureros, heladeros y todo obrero, sangrarán de dolor y miseria. ¿Quién les aumentará su sueldo?
 
Sectores sociales que respaldaron y confiaron con su voto el 18 de diciembre de 2005, hoy descubrieron el verdadero rostro neoliberal del Gobierno del MAS que se escondía a título de “proceso de cambio”. El malestar, descontento y desesperación es bastante evidente en distintos sectores que no amerita ningún referéndum para saber si el pueblo está o no de acuerdo con este decreto.  
"Abrogación" o "muerte"
Para estos sectores organizados, la única solución es la abrogación o anulación del decretazo injusto que aprobó el gobierno del MAS. En estos días, observando los noticieros de televisión y la propia realidad, ser “masista” es ya un delito. En esta jornada durante la marcha de las juntas vecinales de El Alto hasta la sede gobierno, los estribillos de “Evo, Goni, la misma porquería”, “fuera masistas”, “Evo traidor”, y otras, fueron constantes y reflejan la ruptura entre gobierno y organizaciones sociales. A pesar de cierta división interna en la Fejuve de El Alto, la marcha fue contundente, incluso casi ingresaron a la plaza Murillo, pero las fuerzas militares no los permitieron.  El Alto y Bolivia, están otra vez de luto. La economía familiar parece agonizar día que pasa. Hoy la gente se traslada a pie, algunos en bicicleta, y muchos viajeros se ven impedidos a salir a las provincias y al interior del país.

La correlación de fuerzas en la coyuntura actual es de polarización entre el gobierno y los sectores sociales como las Fejuves, COB, COD, CONAMAQ y otros. Para el gobierno del MAS el decreto 748 es de “nivelación” y para la mayoría de los sectores empobrecidos, es “gasolinazo” o “decretazo”. El juego discursivo es latente en estos días agudos como ocurría en 1985, cuando para el gobierno del MNR el “despido masivo de trabajadores” en las minas, era camuflado con la palabra “relocalización”. La construcción discursiva siempre fue de acuerdo a los intereses de cierta clase. Por ejemplo, para algunos, Ernesto Che Guevara era “terrorista”, y para otros “luchador” y “revolucionario”.
El gasolinazo al parecer estuvo planificado por el gobierno, por ello, el presidente se fue a Venezuela en el día de la promulgación del decreto y justo en estas fechas de fin de año donde la economía familiar es relativamente estable. Además, la UPEA como la más combativa del sistema universitario, está en receso, sino seguramente potenciaría las movilizaciones sociales. El descontento de las organizaciones sociales se generaliza en todo el país. Así, las marchas, ampliados y cabildos se intensifican y cobran mayor fuerza como no ocurría desde la “guerra del gas” de 2003.  
Los titulares de los periódicos de Bolivia respecto al Gasolinazo
Sobre el “gasolinazo”, los periódicos de Bolivia en su titulares de primera plana señalaron lo siguiente: La Jornada de La Paz, tituló “Ofrecimientos de Evo no convence y se intensifican medidas”. Mientras que Página 7 tituló  “Evo no cede y quiere frenar descontento con promesas”. Sin embargo, El Cambio trató de representar positivamente al decretazo del oficialismo con “salarios suben en 20 %” y “campesinos apoyan nivelación del precio de los carburantes”. En este último, se acude a la estrategia de la colectivización haciendo creer que todos los indígenas del país estarían de acuerdo con aquella política. Por su parte, El Diario tituló “Desmedido aumento salarial empeora situación económica”.  En tanto que en el portal digital de ERBOL, retrató a este hecho así: “Antigasolinazo: cerca de 14 mil salen a protestar en Oruro, Llallagua y El Alto”.
Respecto al mismo gasolinazo, ayer 29 de diciembre estos mismos periódicos, en sus portadas dijeron lo siguiente: La Razón, “Alimentos suben  y escasean; choferes insisten con tarifazo”; “El Diario, “Gasolinazo provoca espiral inflacionaria”; La Prensa “crece el descontento y los choferes ignoran tarifas del gobierno”;  Los Tiempos, “ATT aprueba 30 % de incremento a pasajes”;  Correo del Sur “Gobierno fija nuevas tarifas y el transporte no las acepta”; La Estrella del Oriente, “Sectores se articulan contra el gasolinazo”. Y por último El Deber de Santa Cruz  tituló  Bloquean carretera que une Santa Cruz - Cochabamba”.

Como se puede observar los titulares de estos medios impresos del país reflejan un denominador común de que el país vive otra vez un clima de tensión y zozobra como resultado del Gasolinazo
Respecto al gasolinazo, ayer 29 de diciembre los periódicos de Bolivia, en sus portadas dijeron lo siguiente: La Razón, “Alimentos suben  y escasean; choferes insisten con tarifazo”; “El Diario, “Gasolinazo provoca espiral inflacionaria”; La Prensa “crece el descontento y los choferes ignoran tarifas del gobierno”;  Los Tiempos, “ATT aprueba 30 % de incremento a pasajes”;  Correo del Sur “Gobierno fija nuevas tarifas y el transporte no las acepta”; La Estrella del Oriente, “Sectores se articulan contra el gasolinazo”. Y por último El Deber de Santa Cruz  tituló  Bloquean carretera que une Santa Cruz - Cochabamba”.
Como se puede observar los titulares de estos medios impresos del país reflejan un denominador común de que el país vive otra vez un clima de tensión y zozobra como resultado del Gasolinazo.

Es paradójico el accionar del Gobierno, cuando apoyó a ultranza la ley contra el racismo y toda forma de discriminación, y ahora sólo favorece a cuatros sectores con el 20 por ciento ¿acaso esto no es desigualdad social y económica? ¿No será discriminación? ¿Qué de otros sectores empobrecidos del país? ¿Cómo podrán sobrevivir aquellos indigentes y desocupados del país?

¿Cuánto mejoró la economía del país para los más pobres? ¿Por qué mucha gente sigue siendo desocupado desde que ingresó el MAS en el poder? ¿Dónde está la agenda de octubre? El “suma qamaña” o el “vivir bien”, como se establece en la Constitución Política del Estado, sólo parece existir en la imaginación de algunos hombres.
Lo que sucede en la coyuntura actual, es que el gobierno dividió y calmó las necesidades de algunos sectores con bonos, que no alcanzarán de imponerse el decretazo. A nombre del famoso “proceso de cambio”, el MAS parece ampliarse en el poder estatal haciendo creer y soñar que el cambio se dará poco a poco cuando muchas personas pobres viven y vivieron una infancia miserable. Antes del gasolinazo, por qué el Gobierno no creó más fuentes de empleo para todos y aumentó los salarios de los trabajadores. Por qué el gobierno so pretexto de evitar el contrabando, no controló mediante las fuerzas armadas, aduanas, policías y otras entidades. De no abrogarse el “decretazo 748”, en el país, es inminente que la brecha entre pobres y ricos se amplié y la desintegración familiar, delincuencia, explotación infantil y otras injusticias se intensifique.  ¿Cuándo cambiará realmente el país? ¿Será cuando la mayoría indígena esté en el poder gubernamental?

* Periodista independiente