jueves, 24 de marzo de 2011

¡TARIFAZO! UN PRESENTE PARA EL ALTO EN SU MES ANIVERSARIO

Autor: Raul Catari Yujra. (Periodista Huellas)*

“Señores pasajeros el pasaje es 1.50, tienen que aumentar”. Uno de los pasajeros y lleno de rabia grita: “cómo que debemos aumentar, le voy a denunciar a tránsito”, fraces similiares se oyen contra el ayudante y el chofer. Es que cuando los pasajes suben, también suben las tensiones de la gente, la sangre empieza a hervir y los latidos del corazón se aceleran en la ciudad de El Alto.

Situacionescomo esta se repiten en más de 30.000 vehículos de transporte público al elevarse los pasajes. El nuevo precio de los pasajes se constituye en la manzana de la discordia, entre chóferes, Municipalidad y población. Ello, tendrá una incidencia importante en la subida del costo de los productos de primera necesidad. El panorama apunta a ser sombría con protestas, disgustos y un sabor amargo justo en el 26 aniversario de El Alto.

Para el Municipio de El Alto, es injustificada la intención de los chóferes de incrementar las tarifas del servicio urbano de 1 a 1.50 bs. En un comunicado de la municipalidad alteña, del 3 de marzo, se califica como “arbitrario” “unilateral” y “sacrílega medida” a la que llegó este sector. Y se exigió “dejar sin efecto ésta medida, que lo único que logrará es enfrentar al pueblo organizado contra la familia transportista”. El alcalde Edgar Patana del Gobierno Autónomo Municipal de El Alto, ante esta medida del sector de transporte, resaltaba lo siguiente: “preocupados y sorprendidos por la actitud unilateral de poder subir los precios. Nosotros hemos expresado nuestra posición de mantenerla. Hemos tenido un previa conversación hace mucho tiempo en el acuerdo que se ha dado entre juntas vecinales y transporte y ratificamos que se debe mantener a 1 Bs.” y agregó que en los próximos días se estarían reuniendo con las organizaciones sociales y tránsito “para determinar una acción conjunta para que escuchen al pueblo primero y luego las posiciones sectarias e individuales”. Por su parte Sergio Choque Secretario General de la Alcaldía de igual forma calificó de “unilateral” y que “el órgano regulador de los precios es la alcaldía” y que no van a permitir ningún incremento. Y recuerda que “una vez se mejore el servicio, podemos hablar de una tarifa nocturna, considerando las rutas extensas o largas”.

Para la Fejuve de El Alto, el anuncio de alza de tarifas generó protestas entre sus dirigentes quienes anunciaron movilizaciones para después de los carnavales, y calificaron las acciones de los chóferes como “abusivos”.Las autoridades de la Fejuve y en conformidad a su resolución 006/2011 de fecha 4 de marzo rechazaron categóricamente el incremento y llamaron al diálogo a los chóferes para encontrar consenso para la subida de los pasajes, exigiendo a tránsito y viabilidad hacer cumplir la tarifa de un 1 bs., y evitar cualquier “pretexto, subida o incremento” de los pasajes.

Juan Escalier Rodríguez, Secretario de Transportes sector Sur de la Fejuve de esta ciudad, recordó que “en las dos reuniones con los transportistas hemos quedado en cuarto intermedio y no hemos hablado de alza de tarifas”, y como queriendo amplificar el eco de los ojos más tristes de los vecinos de esta ciudad. Dijo que este hecho, “afecta a la clase empobrecida”. Exigió que los que deben hacer cumplir las rutas y los costos son “transito, trafico militar y gobierno municipal de acuerdo a la nueva estructura del Estado”. Sobre este mismo asunto Germán Cosme, Secretario de Transportes sector norte de la Fejuve El Alto, también quedó sorprendido ante esta acción de los chóferes: “cómo de la noche a la mañana van a subir los pasajes sin consensuar con los vecinos. Nadie ha autorizado. El sector de transportes ha roto el cuarto intermedio y están perjudicando a los más pobres”. Y recomendó a los vecinos de El Alto que sólo deben pagar 1 bs.

Empero, para el sector del transporte público de esta ciudad el aumento de precios en los pasajes significa "nivelación” en las tarifas y una “demanda justa”. Ismael Fernández Arroyo Secretario Ejecutivo de la federación Andina de Chóferes 1 de mayo de El Alto, argumentó que los precios de los pasajes, se mantuvieron en los últimos 11 años y que el incremento se dio en todos los rubros, siendo el sector, el único que no tuvo aumentos. “Por más de 11 años que no se ha tocado el tema de la tarifa. Siempre hemos estado con el pueblo, pese a que otros sectores han tenido su incentivo, pero los chóferes no”. Otra de las causas de esta “nivelación”, según la autoridad es porque “La incidencia de la canasta familiar es fuerte y los insumos de los vehículos han subido. Lo que antes una llanta costaba 250 Bs. ahora cuesta 900 a 950 Bs.”. Por ello, exigió “comprensión al sector de los chóferes porque lo único que queremos es brindar un buen servicio”.

Fernández reconoció que algunos chóferes que cobran por tramos “lo hacen por necesidad”, pero con la nueva tarifa de 1.50 “lo que queremos es llegar desde la Ceja hasta el final de la parada. Les vamos a garantizar el servicio desde la mañana hasta la noche” y “vamos exigir el cumplimiento del recorrido. Se sancionarán actos como el maltrato a los usuarios, indisciplina, abandono de pasajeros, maleteo, que cobren de tramo a tramo, higiene y que nos eduquemos todos, usuarios y transportistas”. Y añadió que con la nueva tarifa de 1. 50 bs. “los chóferes más bien estamos pensando por la gente más pobre, la gente que vive más allá de las ex trancas como “senkata, carreteras Viacha, Laja, mercedario”.

Ismael Fernández como máxima autoridad de los chóferes, sobre la calidad del servicio del transporte calificó por “debajo de lo regular”. Mientras que para los dirigentes de la Fejuve Germán Cosme y Juan Escalier el servicio es “deficiente”, pues “sólo van de tramo en tramo” o que los chóferes estarían “acostumbrados a hacer tramajes”, y “no de parada a parada, cambian los discos”, y que se debería “eliminar a los voceadores porque se llevan una buena parte del salario”. Y exigieron que “funcione de una vez el transporte libre, transporte masivo”.

Fernández respecto a la posibilidad de transporte libre, esta autoridad rechazó el mismo, indicando de que con ello, “no vamos ayudar en nada, y es más quien va a garantizar ese transporte libre, hablamos de transporte vecinal, yo digo quién va a ir a trabajar, los mismos transportistas que están en los mismos sindicatos hoy. No creo que vengan de otro planeta”. A su vez, Fernández aseguró que de la “alcaldía y el gobierno nacional no les llega nada” y que carecen de jubilación  y seguro de salud.

Al respecto, el Secretario General del municipio alteño advirtió que si continua la medida de alza de pasajes “vamos a invitar al servicio de transporte libre para que ingrese a nuestra ciudad para que se rompa el monopolio de los sindicatos, si es que siguen en esta actitud de tozudez y dictatorial…”.

Las zonas alejadas carecen de transporte

De acuerdo a Fernández en El Alto existen alrededor de 30.000 vehículos motorizados que prestan sus servicios como transporte público. Sin embargo, la mayoría de estos medios de comunicación más se concentran en las zonas principales, soslayando así las alejadas. Respecto a la carencia de transporte público el alcalde reconoció que algunas zonas alejadas son las más afectadas: “las zonas alejadas, donde si bien llegan, pero son contados y para llegar tienen que hacer tramos y eso preocupa. Ellos son los que más están con el problema de lo que es la falta de transporte y la subida sobre todo”. Las personas entrevistadas coinciden en que todas las zonas alejadas carecen del servicio como el de Final Castillo, Mercedario, San Roque, Camino a Laja, Senkata, entre otros.
__________________
*Este reportaje, fue publicado en el periódico Huellas de El Alto (edición de marzo). Encuéntralos en todas las ciudades de Bolivia. Como en mi web existe mayor espacio, lo reproducí en toda su integridad.