jueves, 28 de abril de 2011

SEIS PASOS PARA UN APRENDIZAJE EFECTIVO



 Motívate para aprender
Este paso es el más importante. Si no estás motivado para aprender algo difícilmente vas a conseguirlo, plantéate antes de empezar cuales son tus motivaciones y agárrate con fuerza a ellas. Son la gasolina para este viaje, así que busca algo para llenar el depósito.

Adquiere la información

Comienzas a adquirir e interiorizar aquello que vas a aprender. Estúdiate a ti mismo para saber como captas mejor la información: visual (utiliza dibujos, esquemas y mapas), auditiva (utiliza la palabra, lee en voz alta, escucha una grabación) o sinestésica (usa esquemas, colores, muévete, coloca cada pieza en su sitio).

Saca el significado

Es muy importante entender lo que estás aprendiendo y no limitarte sólo a memorizar o mecanizar una serie de conceptos. Intenta buscar los principios que subyacen a esta materia, compara y enlaza con tus conocimientos y experiencias previas.

Transfiere a tu memoria

Utiliza alguna técnica que te de resultado para fijar en tu memoria el conocimiento: mapas mentales, mnemotécnicos y otras técnicas para memorizar. De nuevo, estúdiate a ti mismo para mejorar aquí.

Expón lo aprendido

Durante el aprendizaje ponemos demasiado énfasis en el “input” (entrada) y poco en el “output” (salida), pero en la vida real lo que se nos va a pedir es output, así que aprovecha ahora que lo tienes calentito para regurgitar lo que has aprendido, ya sea de forma oral, utilizando dibujos, esquemas o mapas mentales.

Revisa tu aprendizaje

Analiza tu técnica de aprendizaje para irla mejorando, para saber si en ese caso en concreto tienes que insistir en algo y para quedarte con la tranquilidad y la satisfacción de saber que has aprovechado tu tiempo y tu esfuerzo.
Observa que las iniciales de cada paso forman la palabra MASTER, utiliza este mnemotécnico para recordar los pasos de este plan de aprendizaje.

Referencias